Translate

domingo, 30 de abril de 2017

Rod Stewart a 28 años del Megaconcierto en el Nacional



Este artículo cuenta la experiencia de alguien que pagó por asistir a este momento histórico, Wilfredo Fleming, Baterista de Disturbio y miembro fundador de la banda.

Los 80 son el símbolo de los cambios, son tantas cosas que pasaron en Chile y en el mundo  y que si hiciera un recuento no terminaría nunca, pero sucesos como la visita de Juan Pablo II, el fallido penal de Caszely o la caída del muro de Berlín, el símbolo claro de los dos polos ideológicos de la Guerra Fría son algunos sucesos.

Pero en el Chile de 1989 es un año de cambios, terminábamos una fase y comenzábamos otra, es la época del vinilo, del cassette, personal stereo o de las típicas fiestas del toque de queda.

Si hay algo que marcó la historia del Estadio Nacional aparte del mundial de 1962 fue Rod Stewart, el rebelde de Londres que hacía su debut en el que sería el primer megaconcierto en la historia de nuestro país, donde la euforia, la alegría inundaron la cancha y la galería hasta más no poder.
Rod Stewart en el Estadio Nacional


Era el 7 de Marzo de 1989, el día había llegado, la fila de los fans repletaba las calles afuera del coloso de Ñuñoa, familias completas venían a ver al primer artista de talla internacional en el recinto deportivo tras 17 años de junta militar. 70 mil personas lo repletaron, en la galería hasta las escaleras eran usadas como asiento y la cancha no cabía ni un alma, apenas se podía respirar. Al anochecer las luces de los reflectores se apagaron y el show daba comienzo.

Diario de la época 
Wilfredo Fleming, fue uno de los espectadores del “Out of Order Tour”, ese 7 de marzo se encontraba en la cancha, a treinta metros del escenario. Se había enterado por medio de las radios y de la prensa como todos, estaba ansioso por que comenzara. No fue solo, estaba acompañado de dos amigos, lamentablemente uno de ellos ya no está, recuerda también que los medios masivos de comunicación abundaban para transmitirlo.

Sobre si la seguridad era mayor en esos tiempos Wilfredo recuerda “Menor diría yo. Había mucho menos cultura de recitales, las productoras locales no tenían experiencia en este tipo de eventos masivos. Si consideramos que al concierto asistieron más de 70.000 personas podemos deducir que nadie estaba muy preocupado de la seguridad”.

Desde que era un adolescente y residía en Canadá lo escuchaba, lo considera un gran compositor y arreglista.
Rod Stewart en Viña 2014

Duró casi dos horas y media, donde los saltos, bailes y coros no faltaron, comenzó con la canción Hot Legs y culminó con Tear in up. El rubio melenudo vestía con una chaqueta amarilla, corbata negra, camisa blanca, pantalones negros y la vitalidad de bailar con el ritmo del rock. El escenario tenía la forma de una modelo recostada como si posara para una sesión de fotos, al medio toda la banda.
Cancha y escenario del Estadio Nacional - Ñuñoa

Claramente después de todo el eufórico concierto, la marejada de gente saliendo creía no tener final y como era una noche especial Wilfredo fue a celebrar a la casa de los amigos como remate nocturno.



Actualmente y con varios conciertos en el cuerpo Wilfredo sigue asistiendo. No se ha perdido a artistas como Paul Mccartney, The Police, The Rolling Stones, Roger Waters, Peter Gabriel entre muchos más. No cabe duda de que seguirá participando en eventos masivos y siempre se llevará con él una parte de la historia de la música, algo que partió con ese histórico 7 de marzo de 1989.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

El regreso de Phil Collins a Chile

Música y espectáculo Phil Collins desde su silla dominó al Nacional  Los 23 años de ausencia del británico en nuestro país se qu...